Ahora entiendo el disparate de las medidas anti COVID-19

Cantinflas López Gatel, a escena

Ahora entiendo el disparate de las medidas anti COVID-19 implementadas por el gobierno federal. Digo, en el supuesto de que se estén implementando más allá de los discursos.

Los hospitales están desabastecidos de lo más básico y cada día crece el número de infectados y muertos por el coronavirus, incluso entre médicos y enfermeras.

 El vocero oficial de AMLO, Hugo López Gatel, puesto al frente del manejo de la pandemia más devastadora de los últimos cien años, ha ido de un lado para otro en sus declaraciones, a tal punto que hoy nadie cree en las cifras oficiales de los casos de contagio y muertes reales en nuestro país por SARS CoV-2 o COVID-19.

Con millones de pobres, que no tienen ni lo elemental para sostener a sus familias y que viven de la economía informal, proponer que se aíslen, siguiendo las indicaciones de la cuarentena voluntaria es una falacia. Máxime que el gobierno federal no ha implementado ninguna medida para ayudarles a permanecer en sus casas, a lo mucho se les han adelantado algunos pagos a ciertos sectores que ya los recibían como el caso de adultos mayores. Medida que resulta por demás insuficiente.

Para lograr que los pobres se quedaran en casa, el gobierno los debería de haber provisto de alimentos, cuando menos. Eso no ha pasado y no pasará.

Cantinflas López Gatel, ya ha comenzado a hablar de levantar la cuarentena en la primera semana de mayo, toda vez que la gente no la llevará a cabo y lo que procede es dejar que se contagie la población para que genere inmunidad colectiva, lo que se conoce como “inmunidad de rebaño”. Según declaró durante una entrevista con el periodista Javier Risco en el programa La Nota Dura, en estos días.

Esta tesis es lo que siempre ha sostenido el Subsecretario de Salud. Recordemos que sugirió que sería bueno que hasta el mismo presidente López Obrador, se contagiara porque de este modo se haría inmune al coronavirus, como lo declaró en la mañanera del 16 de marzo.

En medio de declaraciones sin sentido López Gatel, ahora le ha puesto fecha al término de la cuarentena, el cual fija ya para la primera semana de mayo. Con el argumento de que; “La afectación de la vida económica de las personas que no pueden quedarse en casa es insostenible”.

Por un lado, Cantinflas López Gatel, habla de la necesidad de reducir el riesgo de contagio, aislando a la población, pero por el otro sostiene que no será posible hacerlo por las condiciones económicas de ese sector que vive al día. Luego entonces, lo que procede es que todo mundo vuelva a la normalidad y que se haga inmune por contagio. Pero eso sí, hay que evitar que las personas mayores y aquellas de alto riesgo lo hagan porque van a saturar los servicios médicos.

¿Y cómo se logra esto? Pues solo él en su cabeza lo sabrá porque no se ha anunciado ninguna medida para que esto no suceda.

¿O tal vez nos vuelva a decir que el contagio no se dará por el clima?

Lo real es que en México no se ven tantos casos de contagio, porque no se hacen suficientes pruebas, incluso, se ha negado el gobierno federal a hacer las pruebas a los cientos de pacientes que están muriendo a causa de “neumonía atípica” y de influenza. Denunciado esto por los mismos médicos en diferentes hospitales del sector salud. Quienes además protestan diariamente por la falta de medios para enfrentar al mortal virus.

Los enormes recursos que demanda la lucha contra la pandemia de COVID-19, no llegarán, están destinados a los grandes megaproyectos del sexenio.

Estas obras se pagarán con muertos y con la salud de los mexicanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.