México estableció un puente aéreo con Shanghái para abastecerse de insumos médicos y hospitalarios

Los misterios de las compras mexicanas en China

México estableció un puente aéreo con Shangai para abastecerse de insumos médicos y hospitalarios a fin de tratar a los pacientes de covid-19. Hasta ahora, en 18 vuelos de Aeroméxico han llegado a la capital mexicana 20 millones de unidades de instrumental. Esa operación de abasto ha sido ampliamente publicitada por el gobierno federal. Sin embargo, lo que la administración AMLO oculta es cuánto han costado esas adquisiciones, quién pagan por el flete –que cuesta alrededor de 155 mil dólares por viaje–, y a qué instancia, dependencia o entidad se han destinado tales equipos e insumos. A lo más que llega el gobierno es a explicar que para adquirir ese material se hace una vaquita entre las distintas dependencias.

La llegada del vuelo se transmite en vivo. Un avión, blanco con la insignia azul de Aeroméxico, es escoltado por seis elementos del Ejército y la Guardia Nacional que posan para las cámaras. Son las ocho de la noche y sentados en sillas plegables están el canciller Marcelo Ebrard, el director del IMSS Zoé Robledo y Alejandro Calderón, coordinador de distribución de medicamentos del Insabi.

Una presentadora en un pódium con las letras “SRE” dice que “hoy es un día especial” y lanza una frase atribuida a la madre Teresa de Calcuta: “yo hago lo que tú no puedes y tú haces lo que yo no puedo, y juntos podemos hacer grandes cosas”.

Así se anuncia la llegada de un vuelo más perteneciente al puente aéreo entre China y México que trae insumos para enfrentar la pandemia del coronavirus. El evento se llevó a cabo el 17 de mayo de este año.

Desde el pasado 8 de abril la dinámica ha sido la misma 18 veces: cámaras, transmisión en vivo y anuncio del arribo de miles de unidades de insumos médicos para tratar a pacientes contagiados de coronavirus que el Gobierno federal ha traído de China. Lo que no forma parte de ese ritual es informar cuánto se ha pagado por ese material, quién ha sufragado tales costos, incluido el flete en Aeroméxico, ni a qué institución ha ido a parar cada lote de las 20 millones de unidades que han llegado a través de ese puente aéreo.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) explicó a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad que el Insabi, el IMSS y el ISSSTE utilizaron recursos públicos para comprar esas 20 millones de unidades de insumos médicos provenientes de China. En términos coloquiales, se hace una vaquita y con eso se paga cada embarque. Sin embargo, no hay desglose público de esos pagos, y las dependencias involucradas ocultan hoy cuánto costaron los materiales, a qué hospital fueron a parar los insumos y quién costeó cada uno de los 18 vuelos de Aeroméxico.

En esos 18 vuelos completados hasta el pasado 17 de junio han llegado, según documentos consultados por MCCI, tapabocas, mascarillas K95, caretas, goggles, kits de recolección de pruebas, pruebas PCR, guantes y ventiladores por un volumen total de 20 millones de unidades.

MCCI solicitó detalles de esas adquisiciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Las tres dependencias, claves en la atención a pacientes contagiados de coronavirus, aseguraron estar recopilando los datos para responder, pero después de más de una semana y hasta el momento de publicar este reportaje solo el IMSS envió su información, aunque incompleta.

Roberto Velasco, en ese momento vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores, explicó que esa dependencia, en la que ahora es director para América del Norte, no cubrió los gastos y que en la cancillería solo ayudaron en labores diplomáticas.

“Esa información la tienen el Insabi, IMSS, ISSSTE. Ellos hacen las adquisiciones, porque dependiendo del material que traían la institución que los adquiriera paga el costo del traslado, importación e impuestos”, dijo.

Los insumos

En una revisión que hizo MCCI de los comunicados y ruedas de prensa de la SRE, se encontró que desde el pasado 8 de abril han llegado 18 vuelos con más de 20 millones de unidades de insumos médicos. Este es el desglose: hasta el 17 de junio llegaron 1,228,000 guantes; 5,300,000 cubrebocas; 1,499,800 mascarillas K95; 10,939,200 mascarillas quirúrgicas; 572,500 caretas protectoras; 415,440 goggles (lentes protectores); 616 ventiladores; 40,000 kits de recolección y transporte de pruebas; 300,000 pruebas PCR y 7,200 trajes de protección.

Lo que no se puede saber es quién pagó por los vuelos, por esos materiales ni donde fueron distribuidos los mismos.

El ISSSTE, a través de Marco Antonio Aguirre, jefe de información de comunicación social, informó que aún no le daban del área correspondiente los datos solicitados por MCCI. Mientras que Fernando Vázquez, director de difusión del INSABI, dijo que el único vocero autorizado era el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell. Se solicitó una entrevista con el funcionario y no hubo respuesta.

Por su parte, el IMSS confirmó a MCCI que ellos pagaron dos vuelos durante el mes de abril, el primero el día 18, que tuvo un costo de 155 mil 380 dólares para transportar caretas marca Face Shield. El segundo el 26 de ese mes con un costo de 155 mil 380 dólares para traer las mismas caretas.

Si cada vuelo, como los reconocidos por el IMSS, costara al gobierno 155 mil 380 dólares, entonces por 18 traslados se habrían erogado, solo en transporte de mercancías, más de 2 millones 796 mil dólares. Pero no se informa sobre si todos los fletes costaron lo mismo, y menos aún quién los pagó.

«En total, el material en ambos vuelos fueron 250,000 mil caretas. Aeroméxico dio la tarifa preferencial para el traslado de estos insumos. En el vuelo del día 12 de mayo, que no fue pagado por el IMSS, llegaron 500,000 mascarillas protectoras. Fueron distribuidas en las 35 delegaciones del IMSS», informó el Seguro Social en una tarjeta informativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.