Tiene varios microcircuitos implantados en la mano para ayudarlo en sus tareas diarias

Conoce al Doctor Chip

Rusia.- Alexander Volchek, un obstetra-ginecólogo de Novosibirsk, Rusia, ha sido apodado «Doctor Chip» por los medios rusos, luego de que le implantaran varios microdispositivos debajo de la piel para ayudarlo a realizar sus tareas diarias sin problemas.

Volchek apareció recientemente en los titulares de las noticias en Rusia después de anunciar que recientemente se implantó un chip de tarjeta bancaria en su brazo, que espera le ayude a pagar cosas con solo pasar la palma de la mano en lugar de una tarjeta de crédito real.

El implante se ha intentado varias veces antes en Rusia, pero siempre ha fallado, por lo que espera convertirse en el primer receptor feliz de un chip de transmisión sin contacto en la historia del país. Pero esta es solo la última incorporación a la creciente colección de implantes subdérmicos del Doctor Chip, algunos de los cuales había hecho ya en 2014.

Los medios rusos presentaron por primera vez al Doctor Chip en 2017, cuando ya tenía varios chips pequeños implantados en su mano. Tenía uno que reemplazaba su tarjeta de intercomunicador, uno que funcionaba como pase de trabajo, otorgándole acceso a través de las puertas del hospital, un chip que almacenaba su información de contacto, permitiéndole compartirla con cualquier teléfono inteligente a través de la tecnología NFC, y otro donde almacenaba todas sus contraseñas, sin necesidad de cifrado.

“Para ir al trabajo hay que sacar la cartera, sacar una tarjeta, aplicarla, volver a guardarla, no perderla, lo cual es muy importante, de hecho, mi esposa se insertó su chip después de perder cuatro tarjetas,” dijo Volchek. “En lugar de esto, con un movimiento bien elaborado, simplemente acercas la mano al lector, y ni te das cuenta de la infraestructura que te rodea. Te hace la vida mucho más fácil”.

A lo largo de los años, Volchek pasó de ser uno de los primeros en adoptar implantes de chips a convertirse en promotor del «pirateo corporal», realizando procedimientos de implantación para más de 200 personas, incluida su esposa. Lo único que lamenta es que la tecnología no haya evolucionado más rápido. Hace cuatro años, expresó interés en experimentar con chips médicos, como un glucómetro implantable para medir el azúcar en sangre, pero dicho dispositivo aún no está disponible.

“No sirve para otra cosa aparte de la identificación, porque los dispositivos médicos implantados aún no han alcanzado ni el nivel de miniaturización, ni el nivel de consumo de energía necesario para su uso en la práctica general”, dijo el doctor Chip.

La piratería corporal realmente ha despegado en los últimos años, y algunas empresas pagan por los procedimientos de implantación de sus empleados para hacerles la vida más fácil.

0 0 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments