Se trata de un candado que cierra los dientes permitiendo el consumo solo de dieta líquida

Ya salió un método “infalible” para adelgazar

Nueva Zelanda.- El Reino Unido y Nueva Zelanda crearon el primer dispositivo que busca ayudar a las personas a adelgazar; consiste en un candado que cierra los dientes.

Según los estudios realizados a personas a quienes colocaron el candado en los dientes, lograron perder 6.36 kilos en 2 semanas.

Candado para cerrar los dientes es considerado primer dispositivo para adelgazar

En la Universidad de Otago, se creó un dispositivo llamado ‘DentalSlim Diet Control’, el cual consiste en un candado en los dientes que ayuda a adelgazar.

El objetivo del candado es limitar a las personas a abrir 2mm su boca, para así solo ingerir una dieta líquida.

Paul Brunton, vicerrector de Ciencias de la Salud de la Universidad de Otago, mencionó que el dispositivo es hecho a medida y colocado por un dentista.

El candado para los dientes se coloca en los ejemplares traseros superiores e inferiores, que con magnetismo, los pernos solo permiten la apertura limitada de la boca.

Asimismo, Brunton explicó que la persona puede soltar el candado para los dientes en caso de emergencia.

Según las investigaciones desarrolladas por la Universidad de Otago, las personas que se ofrecieron a probar el dispositivo bajaron 6.36 kg en 2 semanas.

Promueven candado para los dientes como forma de combatir la obesidad

La información presentada por los investigadores, señala que el candado para los dientes puede ser una manera de combatir la tasa de obesidad en el mundo.

El estudioso a cargo del proyecto, explicó que el candado para los dientes es un método que ayudara a la persona a adelgazar y que no tiene consecuencias.

Expresó que el principal límite que detiene a una persona cuando quiere adelgazar es el cumplimiento de nuevos hábitos.

“La principal barrera para las personas para una pérdida de peso exitosa es el cumplimiento y esto les ayuda a establecer nuevos hábitos”, indicó Paul Brunton, vicerrector de Ciencias de la Salud de la Universidad de Otago.

Paul Brunton explicó que es un dispositivo no invasivo y que no tiene consecuencias adversas con la salud.

0 0 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments